Sobre El Tercero

No hay dos sin tres y a menudo nos pilla de sorpresa. Así se quedó la selección holandesa de fútbol en el Mundial de Sudáfrica cuando España ganó con el gol de Iniesta  en Julio y así estamos nosotros también al pensar que entramos en el tercer mes del año ¡si apenas ayer nos comíamos las uvas de la suerte y estrenábamos 2011! Ni el Carnaval tinerfeño –que se ha adueñado también de Marzo- ni la perspectiva de ver el río de Chicago teñido de verde el día de San Patricio, es capaz de cerrarnos la boca de la estupefacción.

Y si fuese eso sólo….La Ciudad de los Vientos estrena alcalde –Rahm Emmanuel- tras los veintidós años continuados del anterior. Acabó el recuento de las elecciones, y después de escrutar el 90% de los votos, ya ganaba en más de un 55%, con lo cual evitó una segunda ronda electoral. Aunque no tomará posesión de su cargo hasta Mayo. Mientras en mi tierra el frenesí de las Carnestolendas se vislumbraba en los escenarios, en donde se compite reñidamente, diversos países de África y Asia Menor veían el estallido de las revueltas sociales en sus calles y los cambios políticos a un ritmo vertiginoso. Siempre se ha dicho que “si ves las barbas de tu vecino arder, pon las tuyas en remojo”, por eso no nos extraña que “súbitamente” se hayan producido alteraciones en los ministerios de países como Marruecos o Jordania, disminución de precios en los productos básicos con el fin de aliviar lo que, hasta ahora, no le preocupaba a nadie y otras medidas que aflojen la tensión en esa parte del mundo. Pero hará falta bastante más que eso hasta que las aguas vuelvan a su cauce. Por lo pronto, ya se espera un millón y medio de seres humanos que van a intentar desplazarse hasta Europa, huyendo de esas situaciones.

Al otro lado del charco el ambiente es diferente. Algunos de los estados de la Unión llevan un tiempo utilizando a las emisoras de radio para animar a la población a que se mude, con promesas tales como la bajada de impuestos si se quiere poner un negocio en la zona, la mayor calidad de vida o el contacto rápido y directo de las autoridades con la ciudadanía, a través de oficinas especializadas, cuando ésta tenga quejas –léase New Jersey, por ejemplo-. La deuda pública que tiene la ciudad de Chicago –tercera más grande de todo Estados Unidos- se debe, en gran parte, a que en los últimos diez años la población se ha estancado. Y ni subiendo ostentosamente los impuestos –cosa que ya se ha hecho- es posible recaudar lo suficiente como para cubrir el déficit. La bancarrota del Medio Oeste –Michigan, Wisconsin..- es patente.  El flujo migratorio parece haber cesado y la consecuencia inmediata de éstos dos últimos y convulsos meses en el llamado “tercer mundo” es la subida de la gasolina en el “primero”, con el subsecuente encarecimiento de los precios en general.

Entra Marzo alzándonos y revolviéndonos a todos, con la furia de quien aún está cogiendo carrerilla para empezar, a golpe de tabaco a las escondidas, con nuevas leyes que aún están coleando pero eso sí, pisando el freno en las autopistas. Los 110 kilómetros por hora como limitación, para no gastar tanto en carburante, terminará imponiéndose porque si no, la multa también irá a parar a las arcas del estado. Las elecciones se olfatean en el aire tras las fiestas de don Carnal. El pueblo se divierte al compás de los acuerdos que los políticos tejerán a la chita callando. Y cuando todo parezca irremediable, imparable e irrefrenable llegará la Primavera –que la sangre altera y la hora también- con sus explosiones de color y luz a poner unas gotas de esperanza en un futuro que hace tiempo se nos escapó de las manos. ¿No se los dije antes? ¡no hay dos sin tres!.

 

Escritora: Beatriz Grissela Perez Molina
Diseño: Karla Casab

  • Share
This entry was posted in Español. Bookmark the permalink.

Add Comment